Mantente salvaje.

Mantente despierta y viva. Mira el mundo con los ojos abiertos. Salta en los charcos. Sigue tu flecha. Busca siempre la aventura. Sé curiosa (eres la mejor exploradora del mundo entero). Nunca pierdas la capacidad de sorprenderte. Da lo mejor. ¡Persigue el arcoíris cuando llueve!